VERDEL AL HORNO

La época de pesca del verdel es de Enero a Abril. El otro día vino mi pareja a casa con 25. Y entre que repartes con la familia y tal nos quedamos con 10. Son de ración y los suelo preparar al horno.

photo_2016-04-04_21-04-03

Para conservarlos, o simplemente para dejarlos 24 h en el congelador por el tema anisakis, los preparamos de esta manera; cortar la cabeza y desviscerar, pasar bien por agua para quitar restos y envolver individualmente en film trasparente. Después al congelador.

photo_2016-04-04_21-03-51photo_2016-04-04_21-03-32

Una vez pasadas por lo menos 24h de congelación, cuando están ya descongelados hacerles un corte a lo largo de la espina para que queden abiertos, un par de pellizcos de sal a cada uno y cubrir con un chorro de aceite de oliva. Meter, tal cual, 10 minutos al horno precalentado a 200 grados.

photo_2016-04-04_21-05-21photo_2016-04-04_21-05-08

A parte hacer un refrito de ajos laminados. Cuando empiezan a tostar verter en la bandeja por encima de los pescados ya cocinados. Después, retirar el jugo que ha soltado el pescado junto con el aceite del refrito y devolver a la misma sartén que he usado. Habrá perdido temperatura y no salpicará tanto al incorporarle un generoso chorro de vinagre, (A mi me gusta usar el vinagre de manzana de la marca Prima, es más dulzón, contiene más azúcares y me da la sensación de que se carameliza un poco más, quedando menos ácido). Dejar un rato en la sartén hasta que evapore un poco y se reduzca, tambien se le puede añadir un pellizco de perejil y media guindillita cayena para que le dé alegría, al gusto). Después verter otra vez por encima del pescado y listo para comer.

En esta ocasión no lo hice pero me gusta añadir a los pescados asados unos tomatitos tipo cherry, para que se asen también. Cuando hago merluza va siempre con tomatitos y cebolla pochadita.


photo_2016-04-04_21-04-14

TRUCO PARA EL YOGUR GRIEGO

Congelar medio limón envuelto en film. Se deja en el congelador y cuando te vayas a comer un yogur griego le rayas por encima al gusto. Con piel y todo. Al estar congelado es más fácil de rayar pulpa y piel. Que rico y que refrescante.

Me lo comentaron en una cena de amigos y desde entonces… no lo dejo quieto en el conge… que pena que los yogures griegos sean tan calóricos. :’-(

(Gracias Mikel, …y…voy yo… y hago público el secreto de familia :-p   ).

photo_2016-04-05_21-11-05 photo_2016-04-05_21-11-35

 

ARROZ SALVAJE

Del arroz SOS no suelo salir… Lo intenté con el integral alguna vez, pero me quedaba duro y no tenía tanta paciencia para lo que tarda en cocer.
El otro día lo intenté con el arroz salvaje… compré el de marca Eroski. En el paquete pone que hay que cocerlo unos 25′. Pero a mi en 20′ ya me pareció lo suficientemente cocido.

Para la salsa: sofríto de cebolla, pimiento verde, pimiento rojo y calabacín cortado pequeñito. Después bonito desmenuzado, rodajas de aceituna negra, salsa de tomate (normalmente hecha en casa de esta manera –> Aquí, sino alguna estilo casera que me haga el apaño), pizca de sal y un par de gotitas de tabasco. (un híbrido de mi relleno de empanadillas–> Aquí)

Para completar huevito con puntilla encima 😉 Me sacó del apuro y se hace rapidito. Repetiré.

photo_2016-04-04_21-04-26 photo_2016-04-04_21-04-51 photo_2016-04-04_21-04-59 photo_2016-04-04_21-06-13photo_2016-04-04_21-06-00

CODILLO AL HORNO

¡Que bueno! nunca habíamos puesto en casa, pero nos gustó mucho. Esta marca en concreto está comprada en Aldi. Cuesta unos 6 €. Puede aguantar hasta tres meses en la nevera tal como viene cerrado al vacío.

¡Fijaros que ponga que viene ya cocido! Aún cocido ya se tarda una hora en cocinar, asi que no me puedo imaginar las horas de horno que llevarán los que se compran sin cocer.

Viene con punto de sal. No hay que echarle ni ajo, ni chorrito de aceite ni nada de lo que se espera echar a un asado. Es abrir el sobre, ponerlo en la bandeja vaciando bien por encima la gelatinilla propia que trae y al horno precalentado a 200 grados durante 30 minutos. Pasado este tiempo se le da la vuelta para que se dore por la otra cara. Se le baña en un vasito de vino blanco. Y opcional… añadir unos tacos de manzana asada. Para mi no puede faltar la manzanita en ningún asado (truquito de la suegra que ahora uso siempre). El que quiere se la come y el que no la deja, pero suelta un juguito entre dulce y ácido que mezclado con los propios jugos del asado queda de miedo.

Después lo que se quiera para acompañar, puré de patata, patatas asadas, patatas fritas, cebolla pochada.


photo_2016-04-04_21-06-43 photo_2016-04-04_21-06-54 photo_2016-04-04_21-07-11