Pollo asado con cerveza

Me gusta mucho el pollo asado, tengo mis sitios preferidos… pero parece que cada vez los pollos son más pequeños… empieza a parecer que te llevas una paloma asada a casa en vez de un pollo. Pero es tan fácil encargarlo y que te lo hagan otros, verdad… aquí por la zona norte son 9 € el pollo asado ya.
Que pereza pensar en asar un pollo entero en casa.

Eso era mi ‘antes’ y esto es mi ‘después’…

Me parecía que daba mucho trabajo y que no le iba a pillar el punto. Después de hacer el primero, es tan fácil y queda tan rico que ahora van todos seguidos como el paso doble. Si, si… es casi una hora de horno… pero no tienes que estar encima para nada. Vamos que con hacerle dos visitas… una para darle la vuelta y otra para sacarlo ya lo tienes. Muchas ventajas… haciendo la cuenta de lo que sale el horno y un pollo entero en el supermercado… sale bastante más barato que los 9 € del que compras hecho, sale mucha más salsa y muy rica. Y queda mucho más jugoso. La pechuga del asado en casa no tiene nada que ver. Igual es porque los otros son más pequeños o porque para que queden doraditos y con las alitas turradas los dejan más tiempo de la cuenta y acaba la pechuga seca… o porque no es lo mismo asar un pollo.. que 25 a la vez en los hornos giratorios. No sé por qué…

Os paso mi recetilla…

Hay unos pollos en eroski (los amarillos de eroski natur no, los normales valen unos 4’5 € kilo doscientos más o menos) que traen una bolsita de hierbas y están bastante bien, pero lo mismo da haciendo la mezcla de hierbas nosotros.

Lo primero que hago es hacerle un corte al pollo por la zona del pecho, lo pongo abierto con la parte interior hacia arriba, le añado la sal, dos dientes de ajo rallados (así dan más sabor) abundante orégano y tomillo y aceite de oliva… lo unto bien, por un lado y por el otro. Lo vuelvo a dejar con la cara interior hacia arriba y le rocío medio vaso de agua con un cuarto de pastilla de caldo de pollo bien disuelta. Lo dejo en el horno (calor en las dos resistencias, arriba y abajo) a 190º durante 25 minutos más o menos.

Pasado ese tiempo le doy la vuelta y lo dejo ya con el culillo hacia arriba. Le baño con 3 cuartos de botellín de cerveza (un vaso), le añado unos trozos de manzana pelada. (Los asados de mi casa siempre llevan manzana, complementa la salsa y le da un gusto muy rico). Lo dejo hornear otros 25-30 minutos. Listo.

Nosotros lo complementamos con ensalada y patatas fritas. Pero si quieres darle más tute al horno puedes hacerle unas patatas de este tipo (Picha aquí).

pollloAsado