Pollo asado con cerveza

Me gusta mucho el pollo asado, tengo mis sitios preferidos… pero parece que cada vez los pollos son más pequeños… empieza a parecer que te llevas una paloma asada a casa en vez de un pollo. Pero es tan fácil encargarlo y que te lo hagan otros, verdad… aquí por la zona norte son 9 € el pollo asado ya.
Que pereza pensar en asar un pollo entero en casa.

Eso era mi ‘antes’ y esto es mi ‘después’…

Me parecía que daba mucho trabajo y que no le iba a pillar el punto. Después de hacer el primero, es tan fácil y queda tan rico que ahora van todos seguidos como el paso doble. Si, si… es casi una hora de horno… pero no tienes que estar encima para nada. Vamos que con hacerle dos visitas… una para darle la vuelta y otra para sacarlo ya lo tienes. Muchas ventajas… haciendo la cuenta de lo que sale el horno y un pollo entero en el supermercado… sale bastante más barato que los 9 € del que compras hecho, sale mucha más salsa y muy rica. Y queda mucho más jugoso. La pechuga del asado en casa no tiene nada que ver. Igual es porque los otros son más pequeños o porque para que queden doraditos y con las alitas turradas los dejan más tiempo de la cuenta y acaba la pechuga seca… o porque no es lo mismo asar un pollo.. que 25 a la vez en los hornos giratorios. No sé por qué…

Os paso mi recetilla…

Hay unos pollos en eroski (los amarillos de eroski natur no, los normales valen unos 4’5 € kilo doscientos más o menos) que traen una bolsita de hierbas y están bastante bien, pero lo mismo da haciendo la mezcla de hierbas nosotros.

Lo primero que hago es hacerle un corte al pollo por la zona del pecho, lo pongo abierto con la parte interior hacia arriba, le añado la sal, dos dientes de ajo rallados (así dan más sabor) abundante orégano y tomillo y aceite de oliva… lo unto bien, por un lado y por el otro. Lo vuelvo a dejar con la cara interior hacia arriba y le rocío medio vaso de agua con un cuarto de pastilla de caldo de pollo bien disuelta. Lo dejo en el horno (calor en las dos resistencias, arriba y abajo) a 190º durante 25 minutos más o menos.

Pasado ese tiempo le doy la vuelta y lo dejo ya con el culillo hacia arriba. Le baño con 3 cuartos de botellín de cerveza (un vaso), le añado unos trozos de manzana pelada. (Los asados de mi casa siempre llevan manzana, complementa la salsa y le da un gusto muy rico). Lo dejo hornear otros 25-30 minutos. Listo.

Nosotros lo complementamos con ensalada y patatas fritas. Pero si quieres darle más tute al horno puedes hacerle unas patatas de este tipo (Picha aquí).

pollloAsado

Anuncios

BERENJENAS RELLENAS EN MICRO

Están hechas prácticamente en el micro. Mucho más fácil y menos para limpiar.

Primero, quitar amargor de las berenjenas. Hacer unos cortes cruzados y añadir sal para que ‘suden’, pasados 10 o 15 minutos las lavo para quitarles el líquido, que es lo que les da el sabor amargo. Haciendo esto quedan mucho más suaves.

photo_2017-01-28_11-07-12

Segundo, meter las berenjenas lavadas 8-10 minutos al microondas.

Tercero, el relleno… acepta toda la verdura que queramos. Para mi lo básico es calabacín, cebolla, pimiento y la propia pulpa que sacaremos de las berenjenas cocinadas en el micro esos 10 min. Con una cuchara sale muy bien la pulpa y con cuidado no se rompe la piel para luego poderla rellenar. Yo esta vez tambien le piqué un par de champiñones. Todo troceado bastante pequeño y al micro unos 7-8 minutos (dependiendo de la cantidad) y tapado con un film.

photo_2017-01-28_11-06-34

A parte, salteo un poco de carne picada solo con aceite (la verdura queda muy bien, pero la carne no puedo cocinarla en el micro porque se recuece, se le separan los jugos y no me gusta nada), eslo único que se hace en la vitro. Cuando ya esté le añado la verdura cocida en el micro, y un par de cucharadas de salsa de tomate. Y darle punto de sal.

photo_2017-01-28_11-06-27

Cuarto, la bechamel, nunca la había hecho en el micro… pero encontre una receta (Aquí) y me ha encantado, es super fácil y no queda ningún grumo con poco trabajo.

Rellenar las pieles de las berenjenas con el relleno que hemos preparado antes, cubrir de bechamel y una loncha de queso por cada mitad de berenjena, espolvorear orégano y/o albahaca. Y al gusto de gratinado en el grill del microondas, yo primero puse 5 minutos y después otros 5.

photo_2017-01-28_11-06-20

photo_2017-01-28_11-06-11

BECHAMEL AL MICROONDAS

Esta es la receta de bechamel con la que me pienso quedar. En el fuego se me complica, depende del día que tenga acaba con grumos y le tengo que meter batidora. Y en el micro me sale bien a la primera, ni manchar batidora ni historias.

La receta original la he sacado de este blog (Aquí). Aunque me la he adaptado a mi gusto.

Un chorrito de aceite de oliva + 1/2 cucharada de margarina o mantequilla (esto no viene en la receta original, pero a mi me gusta echarle, le da un poco más de sabor). Dos cucharadas sin colmar de harina (yo le he echado una de harina y otra de maizena, me parece que la maizena la deja más fina). Meter in minuto al micro, sacar y remover con la barilla. Meter otro minuto más.

photo_2017-01-28_11-06-50

Remover y añadir un vaso de leche (no hace falta calentarlo previamente). Meter otro minuto, sacar y remover.Repetir el proceso de minuto y remover hasta que quede a nuestro gusto de espesor. Para finalizar dar punto de sal y especias al gusto, lo normal es pimienta blanca y nuez moscada. A mi no me gusta el toque de la nuez moscada, asi que solo le añado pimienta blanca.

photo_2017-01-28_11-06-40

SOPA DE ALGAS Y TOFU

Soy fan de la sopa miso. Esto es una versión del estilo pero de ingredientes más fáciles.
En el supermercado Aldi se pueden encontrar algas de varios tipos (25 gr por 1’99 €) y tofu (2 bloques de 200 gr cada uno por 2’99 €).

Las algas al hidratarse con el propio caldo cunden mucho, así que con un puñadito ya aportan mucho sabor.

Ingredientes: 1’5 l de agua, 4 hojas verdes de puerro, 2 dientes de ajo, 1 rama de apio, unas hojitas de perejil, unos taquitos de tofu, un puñadito de alga wakame, 3-4 cucharadas soperas de Tapioca, pimienta blanca, sal, 1/4 de pastilla de caldo (verdura o carne según preferencia), 1 cucharada sopera de salsa de soja (opcional).

Primero hago un caldito con la verdura sin partir para que luego sea fácil retirarla, los ajos los aplasto un poco pero también los dejo enteros. Pasados unos 15 minutos de ebullición retiro la verdura, añado las algas, el tofu y la tapioca, junto con los demás condimentos de la lista. Lo dejo hervir otros 8 minutos y apago el fuego.

Os dejo un link a un sitio donde se habla del alga wakame, sus propiedades y como se puede cocinar. (Todavía no la he probado en ensalada, pero tiene muchas posibilidades 🙂 ). Pinchar AQUI.

 

VERDEL AL HORNO

La época de pesca del verdel es de Enero a Abril. El otro día vino mi pareja a casa con 25. Y entre que repartes con la familia y tal nos quedamos con 10. Son de ración y los suelo preparar al horno.

photo_2016-04-04_21-04-03

Para conservarlos, o simplemente para dejarlos 24 h en el congelador por el tema anisakis, los preparamos de esta manera; cortar la cabeza y desviscerar, pasar bien por agua para quitar restos y envolver individualmente en film trasparente. Después al congelador.

photo_2016-04-04_21-03-51photo_2016-04-04_21-03-32

Una vez pasadas por lo menos 24h de congelación, cuando están ya descongelados hacerles un corte a lo largo de la espina para que queden abiertos, un par de pellizcos de sal a cada uno y cubrir con un chorro de aceite de oliva. Meter, tal cual, 10 minutos al horno precalentado a 200 grados.

photo_2016-04-04_21-05-21photo_2016-04-04_21-05-08

A parte hacer un refrito de ajos laminados. Cuando empiezan a tostar verter en la bandeja por encima de los pescados ya cocinados. Después, retirar el jugo que ha soltado el pescado junto con el aceite del refrito y devolver a la misma sartén que he usado. Habrá perdido temperatura y no salpicará tanto al incorporarle un generoso chorro de vinagre, (A mi me gusta usar el vinagre de manzana de la marca Prima, es más dulzón, contiene más azúcares y me da la sensación de que se carameliza un poco más, quedando menos ácido). Dejar un rato en la sartén hasta que evapore un poco y se reduzca, tambien se le puede añadir un pellizco de perejil y media guindillita cayena para que le dé alegría, al gusto). Después verter otra vez por encima del pescado y listo para comer.

En esta ocasión no lo hice pero me gusta añadir a los pescados asados unos tomatitos tipo cherry, para que se asen también. Cuando hago merluza va siempre con tomatitos y cebolla pochadita.


photo_2016-04-04_21-04-14

ARROZ SALVAJE

Del arroz SOS no suelo salir… Lo intenté con el integral alguna vez, pero me quedaba duro y no tenía tanta paciencia para lo que tarda en cocer.
El otro día lo intenté con el arroz salvaje… compré el de marca Eroski. En el paquete pone que hay que cocerlo unos 25′. Pero a mi en 20′ ya me pareció lo suficientemente cocido.

Para la salsa: sofríto de cebolla, pimiento verde, pimiento rojo y calabacín cortado pequeñito. Después bonito desmenuzado, rodajas de aceituna negra, salsa de tomate (normalmente hecha en casa de esta manera –> Aquí, sino alguna estilo casera que me haga el apaño), pizca de sal y un par de gotitas de tabasco. (un híbrido de mi relleno de empanadillas–> Aquí)

Para completar huevito con puntilla encima 😉 Me sacó del apuro y se hace rapidito. Repetiré.

photo_2016-04-04_21-04-26 photo_2016-04-04_21-04-51 photo_2016-04-04_21-04-59 photo_2016-04-04_21-06-13photo_2016-04-04_21-06-00

CODILLO AL HORNO

¡Que bueno! nunca habíamos puesto en casa, pero nos gustó mucho. Esta marca en concreto está comprada en Aldi. Cuesta unos 6 €. Puede aguantar hasta tres meses en la nevera tal como viene cerrado al vacío.

¡Fijaros que ponga que viene ya cocido! Aún cocido ya se tarda una hora en cocinar, asi que no me puedo imaginar las horas de horno que llevarán los que se compran sin cocer.

Viene con punto de sal. No hay que echarle ni ajo, ni chorrito de aceite ni nada de lo que se espera echar a un asado. Es abrir el sobre, ponerlo en la bandeja vaciando bien por encima la gelatinilla propia que trae y al horno precalentado a 200 grados durante 30 minutos. Pasado este tiempo se le da la vuelta para que se dore por la otra cara. Se le baña en un vasito de vino blanco. Y opcional… añadir unos tacos de manzana asada. Para mi no puede faltar la manzanita en ningún asado (truquito de la suegra que ahora uso siempre). El que quiere se la come y el que no la deja, pero suelta un juguito entre dulce y ácido que mezclado con los propios jugos del asado queda de miedo.

Después lo que se quiera para acompañar, puré de patata, patatas asadas, patatas fritas, cebolla pochada.


photo_2016-04-04_21-06-43 photo_2016-04-04_21-06-54 photo_2016-04-04_21-07-11